Internacionales

Lula da Silva vence por la mínima a Bolsonaro en las presidenciales de Brasil: “Han intentado enterrarme vivo y estoy aquí”

4 Mins read

El líder izquierdista logra el 50,8% de los votos frente al 49,1% del presidente destacado. La participación registra el 79,47%, una cifra similar a la de la primera vuelta

LUIZ INÁCIO LULA DA SILVA derrotó este domingo a JAIR BOLSONARO por una muy ajustada ventaja para regresar, 12 años después, a la Presidencia de Brasil, la mayor economía de América Latina.

Escrutado casi el 100% de los votos Lula se impuso a Bolsonaro por un 50,87% frente al 49,13% de los votos. Es la diferencia más estrecha en una definición presidencial desde que la democracia brasileña comenzó a votar en 1989. Y es, también, la primera vez que un presidente que busca la reelección no la obtiene.

La Avenida Paulista, corazón financiero de Sao Paulo, la mayor ciudad de Occidente, se convirtió en el escenario de los festejos de los partidarios de Lula en una cálida noche de primavera en la cuarta mayor democracia del mundo. En la Explanada de los Ministerios, en Brasilia, bolsonaristas devastados lloraban.

Cerca de las ocho de la noche, tras un velocísimo avance del escrutinio en un país que utiliza el voto electrónico desde 1996, Lula salió de su casa de Sao Paulo para ser recibido en la calle por una multitud que lo vitoreaba.

“Nos enfrentábamos a la maquinaria del Estado brasileño puesta al servicio del candidato [Bolsonaro]. Gracias al pueblo que ha votado por mí”, han sido las primeras palabras de Lula como ganador en lo que ha calificado “las elecciones más importantes de nuestra historia en las que “ha vencido el pueblo y la democracia”.

“Han intentado enterrarme vivo y estoy aquí, de regreso”, ha resumido su vuelta a la Presidencia evocando su paso por la cárcel , 580 días en prisión por corrupción antes de que el Tribunal Supremo declare inválida la sentencia por incompetencia del juzgado que lo condenó . Lula ha hablado de “restablecer la paz” en el país “para construir el mundo que necesitamos”. Su “compromiso número uno”, ha dicho, es erradicar el hambre y la pobreza.

Expresándose con emoción rodeado de su equipo, ha señalado: “El pueblo brasileño ha escogido en las urnas”. Refiriéndose al clima de polarización y violencia que ha dominado los últimos años, ha insistido: “Nadie quiere vivir en un país dividido y en constante conflicto. Es hora de deponer las armas que nunca deberían de haberse alzado”.

“El mundo siente nostalgia de Brasil, de aquel Brasil soberano que hablaba de igual a igual con los países más poderosos y ayudaba a la vez a los países más pobres”, ha dicho Lula en su discurso de victoria, que por su nivel de detalle implica la enumeración de un verdadero programa de gobierno.

“El silencio de Bolsonaro es sepulcral”, destacó la televisión brasileña. No pudo confirmarse que el presidente brasileño haya felicitado a su adversario. A la espera de un pronunciamiento del líder ultraderechista, el presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Arthur Lira , próximo al presidente destacado, ha reconocido la victoria en las urnas de Lula. “Al presidente electo, la Cámara de Diputados le felicita” y le “ofrece diálogo y transparencia”, ha declarado Lira en un discurso realizado desde su residencia oficial.

Lula, de 77 años, ha logrado así una victoria agónica ante un rival de la derecha dura que sumó muchos más votos de lo que las encuestas pronosticaron en los últimos meses. Será la tercera presidencia de Lula, que gobernó Brasil por dos periodos consecutivos entre 2003 y 2011.

Además de enfatizar que “Brasil y el planeta precisan de una Amazonía viva”, Lula ha anunciado que buscará “reformar el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y terminar con el derecho de veto”.

“No nos interesan los acuerdos comerciales que condenen a nuestro país a ser un exportador de materias primas. Vamos a reindustrializar el país, queremos exportar también inteligencia y conocimiento”, destacó al hablar del inconcluso acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea (UE).

Lula fue generoso al mencionar antes que nadie en los agradecimientos a la señora Simone Tebet, senadora del Movimiento Democrático Brasileño (MDB) y tercera en la primera vuelta de las elecciones. Tebet le ofreció un enfático apoyo e hizo campaña junto a él en las últimas cuatro semanas.

Lula estaba acompañado por su candidato a vicepresidente, Geraldo Alckmin, al que derrotó en la segunda vuelta electoral de 2006.

Simpatizantes de Lula da Silva bailan en las calles de Sao Pablo.
Simpatizantes de Lula da Silva bailan en las calles de Sao Pablo.Matias DelacroixAP

El éxito del veterano político ha sido celebrado por figuras de la izquierda latinoamericana.

“Hoy más que nunca, amor y mucha felicidad. Gracias pueblo del Brasil. Gracias compañero Lula por devolverle la alegría y la esperanza a nuestra América del Sur”, escribió en Twitter la vicepresidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

“Lula. Alegría!”, resumió escuetamente el chileno Gabriel Boric.

“Cuba te felicita, querido compañero. Atrasaron tu victoria con métodos atroces, pero no pudieron impedir que vencieras con el voto del pueblo. Regresa Lula, regresa el PT, regresará la justicia social”, escribió el presidente de la dictadura cubana, Miguel Díaz Canel.

No será una presidencia en absoluto sencilla la que el líder de izquierdas iniciará el 1 de enero de 2023. Con el Congreso dominado por el bolsonarismo y grandes ciudades y Estados también en manos de los partidarios del actual presidente, el panorama político se presenta espinoso para el Partido de los Trabajadores (PT), que recupera el poder tras el ‘impeachment’ que en 2016 desalojó a Dilma Rousseff del Palacio del Planalto.

El veterano ex y futuro presidente le debe mucho a los votos del Nordeste, donde obtuvo la ventaja que buscaban sus estrategas de campaña, casi un 70-30 de diferencia, 12,25 millones de votos más que su rival.

Simpatizantes de Jair Bolsonaro durante el escrutinio.
Simpatizantes de Jair Bolsonaro durante el escrutinio.ANDRE COELHOEFE

Bolsonaro obtuvo 54% contra 46% en el sudeste, que involucra a populosos Estados como São Paulo y Rio de Janeiro, pero esa diferencia no le fue suficiente para evitar una derrota a nivel nacional por 1,9 millones de votos.

Tan ajustada fue la victoria de Lula, que el termómetro que es históricamente el Estado de Minas Gerais, el “Ohio brasileño”, funcionó con lo justo: Lula ganó allí por 50,09% a 49,91%.

La abstención se movió en los valores habituales, un 20,53%, similar al 21,30 de 2018 y al 19,30 de 2014. Las urnas cerraron a las 17:00 (21:00 de España) y, a diferencia de lo que sucedió en la primera vuelta del 2 de octubre, ganada por el izquierdista Lula por 48,4 contra 43,2 del derechista duro Bolsonaro, en el segundo ’round’ los ciudadanos de las grandes ciudades exhibieron con mucha más confianza su opción política.

Related posts
Internacionales

EE.UU. acude a las urnas para renovar el Congreso

3 Mins read
Washington (EFE).- Los centros electorales estadounidenses comenzaron a abrir sus puertas con normalidad este martes en una jornada en la que los estadounidenses están llamados a las urnas para renovar gran parte del Congreso, elegir…
ActualidadInternacionales

HAITÍ: Aviones de la Fuerza Aérea de EE. UU. aterrizan en aeropuerto Toussaint Louverture

1 Mins read
Ciudadanos haitianos han reportado en las últimas 24 horas varias las llegadas de aviones de los Estados Unidos al aeropuerto Toussaint Louverture en Puerto Príncipe. De acuerdo con las personas que publicaron las imágenes, los aviones han…
Internacionales

Kamala Harris no incluye el tema haitiano en su agenda con Abinader

1 Mins read
La vicepresidenta de EEUU Kamala Harris no incluyó el tema haitiano en la lista de asuntos que tratará con el presidente Abinader en su encuentro programado para hoy jueves en la Casa Blanca, que iniciará a las 12:00 pm…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.