ActualidadAnalisisEstilo de Vida

Somos lo que damos

2 Mins read

Por: Psicóloga Clínica Massiel Santana

La vida es un transitar constante cargado de experiencias que permiten el aprendizaje de cualquier transeúnte.  En el camino se encuentran diferentes obstáculos, piedras o baches que pueden provocar que se desvíe del camino, se detenga o que se dé marcha atrás. 

Sin embargo, también en ese recorrido se pueden encontrar paisajes en el que se querrá detener y no seguir avanzando más por la comodidad que puede representar.

Cada persona va formando su personalidad a través de todo lo que va encontrando en su camino, con los momentos agradables y desagradables que vive. 

Se va generando bienestar en la persona cuando recibe afecto, apoyo, confianza, seguridad, comprensión, entre otras acciones que se van produciendo desde la infancia y que influyen en la posterior vida adulta.

Sin embargo; cuando se viven momentos desagradables, como falta de seguridad, de afecto o empatía se puede producir en la persona un estado vulnerabilidad, donde la salud emocional puede verse afectada.

Lo que si es importante señalar es que, el ser humano se va construyendo cada día, conjugando todas las situaciones que se le presentan en la vida, con los malos y buenos momentos. Desear vivir en un estado de felicidad eterna es tan solo una ilusión, pues, la vida esta llena de situaciones distintas; es más significativo apreciar de cada situación adversa una oportunidad para buscar lo positivo de lo que sucede y obtener aprendizajes de esa experiencia.

Cuando se vive desde esta perspectiva, es más fácil entregar a los demás todo aquello que se desea recibir y todo lo que se entiende que como persona también se merece; lejos de amarguras, recelos o envidia.  Cuando se opta por llenar la vasija del rencor por las injusticias que se reciben o cuando no han sido suplidas las necesidades básicas, se limita no solo la oportunidad de crecimiento, sino de libertad, aquella que permite vivir desde la plenitud y compartir lo mejor que se tiene hacia los demás.

Cada día debe ser una oportunidad para brindar a los demás lo mejor que tenemos, porque al darnos recibimos mucho más, a pesar de las vicisitudes que podamos atravesar.  Que cada piedra que se presente en el camino no sea un arma para lanzarla a alguien mas para descargar la rabia o vacíos que acompañan, sino que esas piedras sean el símbolo de crecimiento por cada paso recorrido.

Elaborado por: Massiel Santana

Psicóloga Clínica

Terapeuta Familiar y de Pareja

Terapeuta del Bienestar Emocional

@tododepsicologia instagram

Related posts
Actualidad

Edeeste energiza circuito uno de Boca Chica mientras avanza los trabajos para solucionar avería totalmente

1 Mins read
Santo Domingo.- La Empresa Distribuidora de Electricidad del Este (Edeeste) informa a la ciudadanía que a las 2:45 de la mañana de este jueves quedó normalizado el circuito número uno de Boca Chica, a través…
ActualidadTendencias

EL RUIDO: UN ENEMIGO SILENTE PARA LA SALUD

3 Mins read
Es la segunda causa ambiental de problemas de salud según la OMS El término contaminación acústica hace referencia al ruido (entendido como sonido excesivo y molesto) provocado por la actividad humana (tráfico, industrias, locales de ocio, aviones,…
Actualidad

OMSA informa trabajará este lunes de manera regular pese a huracán Fiona

1 Mins read
Dispone autobuses al COE para el traslado de personas en zonas vulnerables Santo Domingo.- La Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA) informa que estarán operando este lunes 19 de septiembre de manera regular, para…

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.